Dolor en el arco del pie

Be Lenka logo Be Lenka
04.12.2020
Dolor en el arco del pie

Un arco longitudinal y transversal correctamente formado copia perfectamente el terreno por el que caminamos e informa al sistema nervioso central sobre su estructura e irregularidades. Si el arco transversal o longitudinal se ha caído, no cumple su función al 100% y además provoca dolor y malestar. En este artículo aprenderás qué provoca la caída del arco, cómo afrontarla, y si existe alguna prevención.

Contenido del artículo

¿Qué es el arco del pie?

Ni siquiera nos damos cuenta de lo importantes que son nuestros pies para nosotros. Llevan todo nuestro peso, de buena gana y en todas partes. Por eso, también necesitan cuidados especiales para que puedan funcionar perfectamente durante mucho tiempo y seguir llevándonos a donde necesitemos. Si descuidamos la atención, puede resultar contraproducente. Y eso, por ejemplo, con un doloroso arco caído. El arco empieza a caer de forma natural a partir de los veinticinco años, pero nosotros mismos podemos "ayudarlo" a caer más rápidamente. ¿Qué exactamente es ese arco del pie y cómo se manifiesta?

Nuestros pies nos llevan toda nuestra vida. Para que el cuerpo humano sea estable debe tener apoyo en tres puntos. El peso y el centro de gravedad se distribuyen entre estos puntos. Estos puntos de apoyo se encuentran, por supuesto, en el pie. Uno de estos puntos es el bulto del hueso del talón, el segundo punto está debajo del dedo meñique y el tercer punto está debajo del dedo gordo del pie. Entre estos puntos se crean dos sistemas del arco de pie: transversal y longitudinal.

El arco se mantiene unido mediante músculos y tendones. Estamos genéticamente adaptados para caminar descalzos sobre superficies duras e irregulares, ejerciendo la presión distribuida equitativamente sobre músculos y tendones. Sin embargo, como hoy en día la mayoría de la gente camina con zapatos apretados, que a menudo tienen un soporte fijo para el pie (una plantilla con un arco elevado) y sobre una superficie plana, el pie no se carga de manera uniforme, sus partes individuales están sobrecargadas (por ejemplo, la parte del dedo del pie en zapatos de tacón alto) y aparecen los problemas.

La carga desigual del pie, la sobrecarga de los músculos de la parte posterior de la pierna y del tendón de Aquiles hacen que el arco caiga. Todo ello, más aún, por un calzado inadecuado. El desequilibrio hormonal también "carga" el arco del pie, especialmente durante el embarazo, cuando el cuerpo se prepara para el parto, los ligamentos se ablandan y relajan, no sólo los de la zona pélvica, sino de todo el cuerpo. Por eso es especialmente importante cuidar tus pies durante el embarazo, usar un calzado adecuado y levantar los pies periódicamente y dejarlos descansar.

¿Cómo puedo saber si tengo un arco caído?

Bolesť klenby chodidla

Es bastante fácil de hacerlo: sólo basta echar un vistazo. El pie plano, es visible a simple vista. Muchas personas tienen pie plano pero no tienen otros síntomas. Otros pueden sufrir dolores en los pies, juanetes o dedos en martillo. Detrás de todo esto hay que buscar un problema con el arco. Puede suceder que no notes la caída del arco o no sientas ningún dolor, pero de repente te das cuenta de que tus zapatos se usan de alguna manera diferente y te producen ampollas, incluso si los has estado usando sin ningún tipo de problemas hasta ahora. Detrás de esto también puede haber un arco hundido o caído. En ningún caso se deben subestimar los síntomas, para que la situación no empeore y el problema hay que solucionar inmediatamente.

Ballet Flats Be Lenka - Bellissima 2.0 - Toffee Brown Ballet Flats Be Lenka - Bellissima 2.0 - Toffee Brown
  • Nuevo

Ballet Flats
Bellissima 2.0 - Toffee Brown

en stock todos los tamaños
119 €
8 tamaños
Ballet Flats Be Lenka Sophie - All Chalk White Ballet Flats Be Lenka Sophie - All Chalk White
  • Nuevo

Ballet Flats
Sophie - All Chalk White

en stock 1 tamaño
109 €
8 tamaños
Barefoot sandalias Be Lenka Grace - Rose Gold Barefoot sandalias Be Lenka Grace - Rose Gold
  • Nuevo

Barefoot sandalias
Grace - Rose Gold

en stock todos los tamaños
99 €
8 tamaños
Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Matt Black Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Matt Black
  • Hidrófugo

Zapatos de invierno barefoot
Winter 3.0 - Matt Black

en stock todos los tamaños
179 €
12 tamaños
Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Chocolate Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Chocolate
  • Hidrófugo

Zapatos de invierno barefoot
Winter 3.0 - Chocolate

en stock todos los tamaños
179 €
12 tamaños
Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Black Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Black
  • Hidrófugo

Zapatos de invierno barefoot
Winter 3.0 - Black

en stock todos los tamaños
179 €
12 tamaños

Barefoot sandalias
Iris - Nude

en stock 7 tamaños
99 €
8 tamaños

Barefoot sandalias
Iris - Black

en stock todos los tamaños
99 €
8 tamaños

Barefoot sandalias
Claire - Flamingo Pink

en stock todos los tamaños
99 €
8 tamaños

Barefoot sandalias
Claire - Chocolate

en stock todos los tamaños
99 €
8 tamaños

Barefoot sandalias
Claire - Black

en stock todos los tamaños
99 €
8 tamaños
Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Walnut Brown Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Walnut Brown
  • Hidrófugo

Zapatos de invierno barefoot
Winter 3.0 - Walnut Brown

en stock todos los tamaños
179 €
12 tamaños
Otros colores disponibles:: (+-5)

¿Qué debo hacer si encuentro que tengo un arco caído?

Bueno, antes que nada siéntate, pon los pies en alto y lee este artículo. Pero bromas aparte, un arco del pie caído no es nada gracioso. Sabe cómo atormentar. Como mencionamos anteriormente, un arco caído rara vez viene por sí solo. Suele traer consigo otras complicaciones como juanetes, dedos en martillo o dolor. Y dolor no sólo en los pies, sino en todas las piernas e incluso en la espalda. Los pies planos realmente no son algo que debamos ignorar. Entonces, ¿cómo podemos ayudarnos a nosotros mismos cuando nuestro arco ya se ha caído? Lo ideal es visitar a un médico, podólogo o fisioterapeuta especializado. Ellos revisarán tu pie, evaluarán la situación y sugerirán posibles soluciones. Es posible que sufras de pie plano transversal, pie plano longitudinal o pie plano combinado. Dependiendo de qué arco se haya caído. Además de posibles ayudas e inserciones correctivas, definitivamente te recomendarán ejercicios. Son la base del éxito de tener unos pies sin dolores. También analizamos algunos de los ejercicios para ti. Aquí están:

  • Levantar y mover objetos con los pies, como pañuelos, lápices o piedras.
  • Para este ejercicio necesitarás una pelota (de golf, de tenis o de masaje- una pelota con protuberancias de acupresión) disponible en cualquier tienda de artículos deportivos. Coloca la pelota debajo de tu pie y gira tu pie sobre la pelota en toda su longitud. Los dedos de los pies están activos, sepáralos, intenta "abrazar" la pelota con ellos.
  • Siéntate cómodamente en una silla, sostén el pie en la mano entrelazando los dedos de las manos entre los dedos del pie. En esta posición, dobla los dedos hacia adelante y hacia atrás. Repite de 5 a 10 veces.
  • Puedes utilizar 3 tapas de botellas de plástico para detectar la conexión correcta del pie. Coloca una tapa debajo de la articulación grande debajo del dedo gordo del pie, coloca la segunda debajo de la articulación meñique y la tercera debajo del borde exterior del talón. Párate así el mayor tiempo posible, cambia de pierna.
  • Toma una banda elástica más gruesa y fíjala alrededor de los dedos gordos de los pies. Párate al ancho de la banda elástica para que quede tensa pero sin tirar. Alternativamente, separa las piernas y acércalas para sentir un tirón en los dedos de los pies. Haz este ejercicio por un minuto, descansa un rato. Este ejercicio es más eficaz si se practica en series de 15 minutos 2-3 veces al día.
  • Puedes hacer una alfombra sensorial en casa - apila diferentes ayudas para la estimulación de los pies - la variedad de superficies y materiales es importante. ¿Cómo hacerlo? Utiliza guijarros (redondos, nada afilados, después de todo no somos faquires), madera, tapas de botellas, almohadillas de acupresión disponibles en tiendas de artículos deportivos, césped artificial y similares. ¿Recuerdas cómo en la guardería caminábamos descalzos sobre una escalera colocada en el suelo para estimular el arco? ¿Por qué no volver a ello? Ponte a prueba y trata tus pies con tantos estímulos diferentes como sea posible. Descálzate y corre descalzo al aire libre sobre la hierba, sobre los guijarros del río, sobre la arena. A los niños les encanta, saben por qué.

Hay muchas ayudas e insertos disponibles en las farmacias que pueden aliviar el dolor, pero no pueden curar el arco en sí, sólo un médico puede hacerlo. Los pies planos se tratan quirúrgicamente si la deformidad del pie ya se ha producido, o si se trata quirúrgicamente el hallux y el arco se ajusta junto con él. Como ocurre con cualquier cirugía, hay que tener en cuenta el tiempo de recuperación, que no es agradable para el pie, ya que los pies nos soportan. Por eso es necesario hacer ejercicio con honestidad, elegir un calzado adecuado, no sobrecargar los pies y cuidarlos bien. ¿Se puede prevenir un arco caído?

Ballet Flats Be Lenka - Bellissima 2.0 - Toffee Brown Ballet Flats Be Lenka - Bellissima 2.0 - Toffee Brown
  • Nuevo

Ballet Flats
Bellissima 2.0 - Toffee Brown

en stock todos los tamaños
119 €
8 tamaños
Ballet Flats Be Lenka Sophie - All Chalk White Ballet Flats Be Lenka Sophie - All Chalk White
  • Nuevo

Ballet Flats
Sophie - All Chalk White

en stock 1 tamaño
109 €
8 tamaños
Barefoot sandalias Be Lenka Grace - Rose Gold Barefoot sandalias Be Lenka Grace - Rose Gold
  • Nuevo

Barefoot sandalias
Grace - Rose Gold

en stock todos los tamaños
99 €
8 tamaños
Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Matt Black Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Matt Black
  • Hidrófugo

Zapatos de invierno barefoot
Winter 3.0 - Matt Black

en stock todos los tamaños
179 €
12 tamaños
Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Chocolate Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Chocolate
  • Hidrófugo

Zapatos de invierno barefoot
Winter 3.0 - Chocolate

en stock todos los tamaños
179 €
12 tamaños
Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Black Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Black
  • Hidrófugo

Zapatos de invierno barefoot
Winter 3.0 - Black

en stock todos los tamaños
179 €
12 tamaños

Barefoot sandalias
Iris - Nude

en stock 7 tamaños
99 €
8 tamaños

Barefoot sandalias
Iris - Black

en stock todos los tamaños
99 €
8 tamaños

Barefoot sandalias
Claire - Flamingo Pink

en stock todos los tamaños
99 €
8 tamaños

Barefoot sandalias
Claire - Chocolate

en stock todos los tamaños
99 €
8 tamaños

Barefoot sandalias
Claire - Black

en stock todos los tamaños
99 €
8 tamaños
Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Walnut Brown Zapatos de invierno barefoot Be Lenka Winter 3.0 - Walnut Brown
  • Hidrófugo

Zapatos de invierno barefoot
Winter 3.0 - Walnut Brown

en stock todos los tamaños
179 €
12 tamaños
Otros colores disponibles:: (+-5)

Prevención

Como comentamos anteriormente, el arco del pie comienza a disminuir de forma natural a partir de los veinticinco años. Sin embargo, mediante la prevención podemos garantizar que este declive sea lento y gradual y no rápido y doloroso. ¿Cómo?

Peso

Dado que nuestros pies soportan todo nuestro peso, lo mínimo que podemos hacer por ellos es intentar no pesar demasiado. Mantener un peso saludable es un beneficio no sólo para los pies, sino para el cuerpo como tal. No hablamos de dietas drásticas, claro que no, sino de un estilo de vida activo y una alimentación equilibrada. Sólo tenemos un cuerpo, merece ser bien cuidado.

Calzado

Presta atención a la elección de los zapatos. Los zapatos deben quedar bien, no deben ser ni demasiado grandes ni demasiado pequeños, y definitivamente no deben empujar ni apretar en ningún lado. Los tacones tampoco son saludables, alteran el equilibrio natural del cuerpo, ya que el pie no puede distribuir uniformemente el peso entre los tres puntos de apoyo.

Muchos médicos y fisioterapeutas confirman los efectos de llevar el calzado descalzo en la salud, pero las historias de personas que cambiaron a estos zapatos y sintieron la diferencia en sus propios cuerpos hablan mejor. Lee también nuestro blog sobre los beneficios del calzado barefoot.

No sobrecargues tus pies

Al usar zapatos inadecuados, tacones altos, podemos sobrecargar nuestros pies. Podemos regenerarlos haciendo ejercicio o tomando un baño con sales medicinales y masajes. Regálale a tus pies un merecido bienestar después de haberlos cuidado con cariño durante todo el día, seguro que se lo merecen.

Ocupación sedentaria, viajes.

Si tienes un trabajo sedentario o viajas a algún lugar, haz pausas, camina y ejercita un poco las piernas. A veces basta con ponerse de puntillas unas cuantas veces para que los pies se muevan y la sangre fluya. Entre otras cosas, también evitarás la sensación de “pie muerto” y una posible caída al vacío, cuando el pie “desaparece” repentinamente al levantarte después de mucho tiempo.

El estereotipo correcto de caminar

Pisamos la parte delantera del pie. La mayoría de las personas caminan incorrectamente, pisando el talón e inclinando el centro de gravedad hacia adelante. Los zapatos descalzos también son adecuados para practicar una marcha adecuada, porque estimulan naturalmente el pie y favorecen el patrón de marcha correcto. Puedes probar los zapatos descalzos del taller Be Lenka. Tus pies recibirán el máximo cuidado y además lucirán chic.

Leonardo da Vinci afirmó que el pie es una obra de arte compuesta por 19 músculos, 107 ligamentos y 28 huesos. Es una de las partes más estresadas del cuerpo humano. Por eso debes cuidar bien tus pies. Todos los problemas no resueltos pueden vengarse desagradablemente de nosotros, por lo que no deben subestimarse. Lo que comienza como un dolor en el pie al caminar puede continuar como dolor en la pantorrilla, en la columna o en todo el cuerpo. Cada paso puede ser un desafío y una prueba. Y ninguno de nosotros quiere eso. Especialmente si se puede evitar. Por eso, haz ejercicio, presta atención a la elección de un calzado de calidad, pero también regálate un merecido relax con los pies levantados.